Dermatitis Seborreica

Dentro de mis pacientes son muy frecuentes las quejas como "tengo caspa, me rasca el cuero cabelludo, se me engrasa con facilidad el cabello, se me pone el entrecejo rojo y se me descama, también los ángulos de la nariz, las cejas o incluso las orejas"; estas condiciones son producto de la dermatitis seborreica, y por lo general pueden empeorarse o aparecer en momentos de mucho estrés. Lastimosamente hasta el día de hoy no existe una cura definitiva y a pesar de no ser una condición de gravedad (puesto que no es causa de muerte o incapacidad), es algo que altera la calidad de vida de los que la padecemos. Resulta muy incómodo rascarse el cuero cabelludo en público, que las escamas (caspas) se encuentren visibles en nuestra ropa, rostro u orejas y que muchas personas, sin mala intención, hagan observaciones como: "tienes un área del rostro roja".

La buena noticia es que esta condición es tratable y hay que tratarla muy bien para tener el menor número de recaídas posibles. A pesar de que no existe un tratamiento 100% curativo, se sabe que esta condición aparece por una respuesta exagerada del cuerpo contra un hongo llamado malassezia que se encuentra normalmente en nuestra piel, y entre mayor sea la acumulación de este hongo en nuestra piel peor será nuestra dermatitis seborreica. Por ejemplo, un cuero cabelludo o un rostro grasoso, tienden a aumentar la proliferación de este hongo, empeorando la dermatitis seborreica.

Existen champús y limpiadores faciales seborreguladores que contienen antimicóticos eficaces a la hora de combatir este hongo, mejorando dramáticamente esta condición. Mantener un tratamiento adecuado más la rutina del cuidado básico de la piel, personas que padecen dermatitis seborreica podrán decirle adiós a los días de caspa y rojeces!